Mario Benedetti

"Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
Siempre suena una orden, un teléfono, un timbre, y claro, está prohibido llorar sobre lo que escribes porque no queda bien que la tinta se corra".

Mario Benedetti

sábado, 3 de marzo de 2012

Adiós


Me dices "Adiós"
¿Cuántas veces? cinco o seis.
 No sé… He perdido la cuenta.
Permanezco a mitad de la calle inmóvil, mientras tú te alejas.
Inesperadamente te detienes, observo extrañada.
Te das vuelta, me miras a través de tus lágrimas,
y entonces lo advierto...
Corres hacia mí para una última despedida.

Por un instante siento miedo,
me abrazas como si no fuésemos a vernos más...

Debería romper el reloj al momento,
para detener el tiempo por siempre.
Comerme los minutos, y de postre los segundos
que avanzan rápidamente. Amenazantes.
Intentan alejarte de aquí.


Mientras a mi me lloran los ojos por no querer parpadear.
Por temor a que te esfumes y no vuelvas mas...

4 comentarios:

Isidro Gómez Vargas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Luis López dijo...

A pocos nos gustan, sobre todo cuando parece tan definitiva

Rosa dijo...

Siempre es duro decir adiós..Mejor hasta mañana...

Besos desde el aire

Rosalía dijo...

Gracias por visitar mi blog.

Las despedidas siempre son tristes ...

bsos!