Mario Benedetti

"Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
Siempre suena una orden, un teléfono, un timbre, y claro, está prohibido llorar sobre lo que escribes porque no queda bien que la tinta se corra".

Mario Benedetti

viernes, 9 de marzo de 2012

¡Maldito trozo rojo!


Quizá debería arrancarlo.
Si, Sacarlo de aquí dentro, no sé, tal vez guardarlo en un frasco
Y dejarlo morir solo, es lo que se merece por provocarme tanto dolor.
Es lo que se gana por arder dentro mío gritando un solo nombre.
Es lo que logra por no comprender que no está en mis manos,
Que esto me duele más que a el, y que mi dolor aunado con el que me causa su quejido, resulta insoportable







Maldito trozo rojo.



 
Bastante gráfico, lo sé.


8 comentarios:

Taun We dijo...

Aún con todo lo gráfico que puede resultar me gusta mucho tu texto, me identifico bastante con el sentimiento de no querer sentir.

Un saludo enorme.

Taun.

Isidro Gómez Vargas dijo...

Hasta siento que mi sangre se hiela al leer vuestras descorazonadas letras... Aún así disfruto de tal enfriamiento.
¡Un abrazo! :)

rOo RAMONE dijo...

Intentalo, si lo logras
me pasas la receta para sacar corazones.

Ginza dijo...

Creo que muchos se sentirán identificados, a aveces sucede que el dolor es tan fuerte que no deseamos sentir Gracias por tu visita Taun ;)

Me alivia que lo disfrutes Isidro besos!

Gracias por visitarme Roo y claro si descubro como yo te aviso ;)

Vicente Murcia dijo...

Aunque sea doloroso es asi de cieto,quien no ha sentido el deseo de arrancar ese corazon que en un momento dado nos produce dolor,
Me gusta tu rinconcito Ginza con tu permiso me quedare por aqui.Un abrazo

Ginza dijo...

Vicente, Gracias por tu visita y claro eres bienvenido cuantas veces lo desees ;)

María dijo...

Ginza, te dejo puesta como seguidora para no perderme tu blog que me gusta mucho, gracias siempre por tus huellas.

El dolor puede llegar a ser tan profundo, tan doloroso, que quisiéramos arrancarlo de dentro con tantas fuerzas como dolor se siente.

Un beso.

Ginza dijo...

Maria, Gracias por quedarte por aquí seras bien recibida siempre que lo desees :)
Besos!