Mario Benedetti

"Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
Siempre suena una orden, un teléfono, un timbre, y claro, está prohibido llorar sobre lo que escribes porque no queda bien que la tinta se corra".

Mario Benedetti

miércoles, 17 de julio de 2013

Un café, sus ojos y yo

Estaba perdido en el fondo de su “Espresso Americano”,  yo le miraba dos mesas más allá intentando descifrarlo. ¿Qué podía estar pasando por su cabeza en esos momentos? ¿Qué lo desconectaba del mundo de esa forma? Cuando por fin alzó la mirada y se detuvo por medio segundo en mis ojos, entonces comprendí que quería averiguarlo.


1 comentario:

Utopía dijo...

¿Y lo averiguaste? Jaja me encanta este texto! Ahora me has dejado a mí también con la intriga... ^^
Un abrazo y pásate cuando quieras :3