Mario Benedetti

"Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
Siempre suena una orden, un teléfono, un timbre, y claro, está prohibido llorar sobre lo que escribes porque no queda bien que la tinta se corra".

Mario Benedetti

miércoles, 11 de julio de 2012

El sabor del vino


-Es sorprendente que aun estés aquí – dijo mirando los estudios a través de la luz
-¿porque lo dice? 
-Por qué ya tienes un pulmón totalmente aplastado y sigue avanzando.

Fue como un choque de palabras en mi cabeza, todas revueltas y me costaba ordenarlas. Sabía lo que significaba pero aun así quería poner todo en orden y repasarlo nuevamente.

Estoy pasando un mal momento. Y de alguna manera sabía que sucedería, es como una de esas pesadillas que no quieres que se vuelvan realidad, pero hacia mucho que me habían advertido que el tumor seguiría creciendo y causaría problemas.
(Sí, estoy enferma... Y lo estuve desde que nací, así que no es nada nuevo, obviamente que tengo miedo y a veces me tiro a llorar como una nena, a veces necesito que me sostengan porque siento que no puedo conmigo, pero nadie lleva una vida fácil y no importa cuántas veces me haya tirado a llorar, lo esencial es que aquí estoy de pie queriendo sonreír.)






Como un trago de vino atravesándote la garganta
El primer impacto es fuerte, pero después se vuelve suave y puedes percibir el sabor. Porque esto funciona así ¿no? Tienes que apostar todo, lanzarte y soportar la parte fuerte,  entonces, solo entonces cuando llega la calma deleitarte con su sabor a gloria…
Aun no sé cuando termine la parte dura, pero he decidido seguir de pie mientras me queden fuerzas.



Estoy esperando con ansias  la calma para poder disfrutarla...

4 comentarios:

Ginza dijo...

Y estoy aquí mostrando un poquito mas de mi. A los que me leen, Gracias.

fredy dijo...

:(... Quisiera estar cerca...

animo se q noy quien para dar fuerzas,
pero si se de dios que da paz a la vida

animo ginza

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Admiro esa fortaleza, cualquier palabra que se diga está demás. La vida tiene esos sinsabores y no sabemos por qué?...pero no hay que plantearse respuestas, solo proponerse hasta donde llegar.
Te dejo un beso y gracias por tu hermosa visita.

Ginza dijo...

Gracias Fredy, aveces solo una pequeña frase de animo basta ;)

Osvaldo, gracias por devolverme la visita, me alegra haberme encontrado tu blog ;) Hermoso por cierto.

Besos!