Mario Benedetti

"Es raro que uno tenga tiempo de verse triste:
Siempre suena una orden, un teléfono, un timbre, y claro, está prohibido llorar sobre lo que escribes porque no queda bien que la tinta se corra".

Mario Benedetti

jueves, 7 de junio de 2012

Nada


Con tu imagen dándome la espalda y un "¡se acabó!" tan definitivo
Entonces lo decidí, decidí que no me dolería
Que ¡carajo!, siempre hay un lado bueno ¿o no?

Desde ahora ya no más del sabor amargo de tu café en las mañanas

Ya no tendré que soportar el ruidoso sonido de tu risa

Mis garabatos ya no formaran tu nombre repetidas veces sobre el papel

Será un alivio no ver de nuevo esos horribles rizos que durante los besos más intensos se enredaban con mi brazalete favorito

Mi corazón ya no estará reservado para ti nunca más. ¡Sera más mío que nunca!

Le diré adiós a las ojeras provocadas por esas noches de insomnio pensado que llamarías

Podre ponerme mil veces esa camiseta con la leyenda "Boys out" que tanto odiabas.

Ahora cariño de ser todo... eres nada.





2 comentarios:

Otto dijo...

no te leo mucho, mea culpa..
sin embargo me llego a usted
y descubro esta declaración de libertad. Este rotundo yo me valgo por mi misma, que me desmorona...y me hace temblar antes de sugerirle que mi abrazo la puede reconfortar.
Y mi beso también...y quizás que la piense. Y a lo mejor, y sin conocerme, consigo que vos me extrañe...tan solo un poco, tan solo un instante.

Ginza dijo...

Gracias por su abrazo y beso, son bien recibidos y claro que siempre se te extraña por aquí, que bueno leerte de nuevo.

Un abrazo de los mas grandes, un beso (y otro mas)